Uncategorized

El Hondureño está encontrando su mejor forma para los “Hibs” después que finalmente logra sentir a Edimburgo como en casa.

El DT. de los “Hibs” Pat Fenlon  han puesto de nuevamente las sonrisas en los rostros de sus aficionados, ya que han tomado por sorpresa a la SPL (Liga Premier de Escocia),

Edificando  una racha de seis partidos invicto que ha enviado a subir al segundo puesto en la tabla.

Sin embargo, nadie tiene una sonrisa más amplia en el Easter Road que el mediocampista  Jorge Claros donde su  imagen es solamente de alegría. El internacionalista de Honduras es naturalmente el mas encantado con la confianza puesta en él de parte de todo el equipo y sus compañeros que luego de la pesadilla de la temporada pasada, pero eso es sólo parte de la historia.

Feliz como él no  podría estar con la vida, con su camiseta verde y blanco, lo admite el de 26 años de edad que no puede esperar para dejar atrás el fútbol mientras se dirige a su casa después de las sesiones de entrenamiento y partidos para luego reunirse todos los días con su bebé de seis meses su hijo Johann.

Claros se perdió el nacimiento de su hijo después de haber dejado atrás en Centroamérica  a su esposa Elsa en un estado avanzado de gestación ya que él persiguió su carrera profesional  en este lado del Atlántico, en enero, fichando por los “Hibs” en un préstamo de un año de duración llegando del Motagua luego de una prueba con Rangers FC.

 

Ahora, sin embargo, Elsa y Johan se le han unido en Edimburgo, su esposa sentada en el fin de semana pasado como aficionada de los chicos de Fenlon cuando se enfrentaron a Inverness luciendo una camisa de los “Hibs”  con el nombre de “Claros” y su respectivo numero  ° 8 y claro con Johan en brazos. Y eso afirmó, es la simple razón detrás de un resurgimiento del gran nivel y forma que tiene que no sólo sale beneficiando a los “Hibs si no que a el mismo ya que Claros recordó que su país lo convocó nuevamente para la eliminatoria que persigue un lugar en la final de la Copa del Mundo en Brasil en 2014.

Mirando hacia atrás en sus primeros meses en Escocia Claros, hoy está de acuerdo en que tal vez también se esperaba mucho de él, algo que se estaba convirtiendo rápidamente en una pesadilla de una temporada en torno a su poco nivel lo cual lo tenía personalmente muy decepcionado, ya que continuaba en un espiral descendente.

 

“Tal vez ese era el caso”, dijo, “fue un período muy difícil para mí. Yo era nuevo en Escocia, el fútbol es muy físico, el equipo no estaba consiguiendo los resultados que necesitábamos, mi Inglés no es muy bueno y siempre estaba pensando en mi familia. Siempre están en 1er lugar para mí, son muy importantes.

“Yo estaba aquí, a 5000 kilómetros de distancia cuando Johann nació y yo no era capaz de verlo por primera vez, hasta que la temporada había terminado. Pero ahora Elsa y Johan están aquí en Edimburgo todo es mucho mejor.

“Es fantástico tenerlos aquí, voy al entrenamiento y disfrutar de mí mismo sabiendo que cuando termine el día voy a volver a mi casa a jugar con Johann.

“Creo que como se suele decir, cuando un jugador de fútbol es feliz juega mejor al fútbol y para mí, yo no podría estar más feliz.

“Es genial tener a Elsa y Johan en lugar de regresar  a una casa vacía por mí mismo, sólo siendo capaz de llamar a casa (Honduras) y luego pasar el resto de la noche viendo la televisión”.

Cuando Claros regresó a Honduras al final de la temporada para cumplir el deseo de ver a Johann por primera vez, surgieron rumores de que él no iba a volver a Edimburgo, historias las cuales él insiste en que no sabe nada.

Él dijo: “Yo no sé donde viene la historia. Un periódico de Honduras lo dijo, pero yo siempre iba a volver al Hibernian para el resto de mi contrato “.

A pesar de que ha respondido a sus críticos con las últimas actuaciones Claros insistió en que los aficionados todavía no han visto lo mejor de él, revelando que está siendo impulsado por el sueño de jugar en Brasil en un par de años para “completar el set” de haber jugado en el Mundial Sub-20 de la FIFA en Holanda en 2005 y después de los Juegos Olímpicos en China el año siguiente.

Jugando para Honduras, sin embargo, significa un viaje de 10.000 millas alrededor, un viaje Claros hizo el mes pasado después de haber sido llamado a la lista de convocados para un doble jornada contra Cuba, los dos partidos ganados para dar a su pueblo una esperanza renovada de un lugar en la hexagonal final, algo que espera que se haga realidad en un par de semanas, cuando se enfrenten a los adversarios de Panamá y  Canadá respectivamente.

Y agregó: “Después del partido contra el Dundee en una semana la mañana siguiente vuelo a Londres, luego nueve horas a Miami, tengo dos o tres horas en el aeropuerto y por ultimo otro par de horas a Honduras. Voy a estar fuera durante diez días y luego voy a tener que hacerlo todo al revés para estar de vuelta en el partido contra Ross County.

“Es un mucho viaje y muy agotador, pero jugar para mi país es muy importante para mí. He jugado en la Copa Mundial Sub-20 y los Juegos Olímpicos, pero como todos los jugadores de fútbol, sueño en jugar la Copa del Mundo. Afortunadamente mis actuaciones en los “Hibs” esta temporada me han ganado mi lugar en el equipo de nuevo. “

 

Los pensamientos más inmediatos de Claros, sin embargo se encuentran en el partido de mañana ante el Aberdeen cuando de nuevamente los “Hibs” tienen la oportunidad de llegar a la parte superior de la SPL (Liga Premier de Escocia) luego haber perdido esa oportunidad, al permitir un empate 2 – 2 luego de una ventaja de dos goles contra Inverness CT. Los “Hibs”, sin embargo, harán el viaje al Pittodrie Stadium  en forma totalmente diferente a la última vez que visitó la ciudad de Granite en una posición donde se juega mucho la máxima categoría del fútbol escocés y una posición importante en riesgo.

 

En aquella ocasión  fue una victoria por 2-1 la que se alivió inmensamente la presión, pero ahora, insistió Claros, el enfoque total es en la ampliación de la racha invicta a siete partidos con la victoria y los tres puntos en la bolsa.

Él dijo: “Yo estaba muy enojado el fin de semana pasado, porque pasar de 2-0 a 2-2 es muy malo y nos quedamos muy decepcionados.

“Ha sido un partido muy importante para nosotros la última vez en Aberdeen, fuimos allí penúltimo de la liga y ahora estamos en la segunda posición con la posibilidad de llegar al Liderato.

“Ha sido un buen comienzo de la temporada, muy diferente a la temporada pasada, pero es importante que las cosas van bien”.

 

Versión Original:  http://www.scotsman.com  Escrito por:  David Hardie

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 6 =

Boqueador de Anuncios Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.