Uncategorized

Análisis de Turquía, Rival de Honduras en el “Road To Brazil”

Turquía llega a estos amistosos en plena transición, con una convocatoria en la que hay una mezcla de jugadores entre unos que serán claves para los próximos partidos oficiales y otros que han sido premiados por su buena temporada en sus respectivos equipos y que además sirven para cubrir los huecos de las bajas por lesión o por sobrecarga de partidos durante la dura temporada.

El seleccionador Fatih Terim cogió las riendas de la selección para afrontar los últimos partidos de clasificación para el Mundial de Brasil pero ya era demasiado tarde y no se produjo el milagro. Turquía se quedó fuera pero con Terim comienza una nueva época en la selección nacional en la que se espera que vuelvan a participar en algún torneo importante como la Eurocopa de Francia en 2016. Es la tercera etapa de Fatih Terim como seleccionador turco siendo las dos anteriores muy exitosas y por ello la Federación dejó en sus manos la tarea de volver a llevar a Turquía a la élite futbolística. No hay que olvidar que en su primera etapa Terim consiguió llevar a la selección a la Eurocopa de Inglaterra en 1996 y en su segunda etapa llegó a las semifinales de la Eurocopa de 2008 en donde sus remontadas fueron épicas y todo aficionado al fútbol las recordará, eso sí, nunca fue capaz de clasificar al equipo para una Copa del Mundo. Y para terminar de conocer la importancia de Fatih Terim, sólo basta con repasar sus logros con el Galatasaray al que llevó a ganar la Copa de la UEFA en la temporada 1999/2000 ante el Arsenal, el primer título europeo de un club turco.

Siempre ha sido un entrenador de ideas claras imprimiendo un fuerte carácter al equipo aunque en esta época debe adaptarse a los futbolistas de los que dispone y en ellos ya no está tan marcado el carácter turco y la lucha por la que fueron conocidos por ejemplo en la EURO´08, ahora posee jugadores con gran calidad técnica y juventud y por ello el papel del seleccionador será clave en esta transición. A pesar de haber utilizado el 4-4-2 como sistema base en su última etapa del Galatasaray, a excepción de su etapa final con la llegada de Sneijder al que tuvo que acomodar en un nuevo esquema, Terim no se cierra a nuevos sistemas y es lógico que en estos amistosos comience a utilizar otras variantes para saber qué puede ofrecerle cada jugador.

Con la alineación ante Honduras ya adelantada un día antes, y a la espera de que no la cambie a última hora, los once jugadores que saldrán al campo serán: Zengin; Çamdal, Toprak, Balta, Dogan; Tufan, Potuk, Çalhanoglu; Adin, Pektemek, Sahan. Con estos once jugadores lo más lógico y esperado es que Turquía salga al campo formando un 1-4-3-3. En la portería Zengin ha cuajado una enorme temporada en el Besiktas tras abandonar Trabzonspor y eso ha propiciado también la consagración de otro gran portero turco como es Kivrak, ahora fijo en Trabzonspor. En defensa se produce una mezcla de nuevos y veteranos con un eje de la defensa formado por los más que consolidados Toprak (Bayer Leverkusen) y Balta (Galatasaray), dos pesos pesados y en los laterales  savia nueva en la selección premiando a dos jugadores que han realizado una gran temporada y que puede ser importantes en la nueva selección como Çamdal (Eskisehirspor) por la derecha y Dogan (Karabukspor) por la izquierda. En el centro del campo un trivote de una gran calidad técnica que le permite al equipo una salida de balón y tener la posesión cuando sea necesario. Tufan ha entrado en el equipo a sus 19 años tras tener un gran protagonismo en el final de temporada con el Bursaspor. A su lado tendrá a Potuk, quien no ha tenido el protagonismo deseado en Fenerbahçe pero que tiene un enorme futuro y como no a la gran promesa turca del momento, Çalhanoglu que finalmente ha conseguido salvar la categoría del Hamburgo en la Bundesliga y a sus 20 años protagonizará muchas portadas de diarios deportivos al ser objeto de deseo de grandes equipos europeos. En el tridente ofensivo Turquía contará con gran velocidad y desborde con Adin (Trabzonspor) y Sahan (Besiktas) en bandas, siendo ambos el gran peligro para Honduras junto al ya mencionado Çalhanoglu y en la punta de ataque jugará Pektemek (Besiktas), un jugador con calidad con el balón pero muy castigado por las lesiones y que sabe aprovechar muy bien el juego aéreo.

Así que se espera una selección turca que no renuncie nunca a tener el balón, que puede pasar periodos del partido tocando siempre que quieran pero tampoco se ocupan de perder demasiado tiempo en esas zonas y buscarán con insistencia las bandas ya que allí tienen gran potencial para desbordar y hacer daño al rival. En el resto de la convocatoria se pueden destacar al ya mencionado Kivrak, a Erkin, Gonul, Inan, Ozyakup, Sahin, Erdinç o Buyuk. Se echarán en falta jugadores importantes por lesión como Kaya, Burak Yilmaz, Bulut o Arda Turan.

Y como último apunte, a pesar de que ya lo he mencionado anteriormente, nadie debe perder de vista a Çalhanoglu, es un enorme jugador ya con 20 años y sólo acaba de comenzar a mostrarse, si continúa la progresión puede convertirse en una gran estrella con su gran calidad técnica y su espectacular golpeo de balón.

 Por: German Gabriel Vega – Twitter: @joao_tezinho 

Etiquetas

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − dos =

Boqueador de Anuncios Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.