Columnas EditorialesEl Arte del Fútbol

¿Que le pasa a Pinto?

Jorge Luis Pinto giró la convocatoria para enfrentar a Guatemala y sigue sin buscar todas las soluciones posibles para poder sacar este barco adelante. Preocupa de verdad que nuestro entrenador parece haberse matriculado – pese a todo y contra todo – con un grupo de jugadores que hasta hoy no han dado resultados positivos en la selección, y nos tienen al borde del abismo. Me parece realmente ALARMANTE el enamoramiento del seleccionador hacia futbolistas irrelevantes como Erick Andino, Rommel Quioto, y Carlos Will Mejía; que en la selección han dado NADA  y encima ni siquiera pasan por un buen momento en la liga.

¿En que está pensando el técnico de la “H”? ¿Qué partidos ha visto? Parece que le deleita tropezarse dos veces con la misma piedra. Ya basta de estarle justificando todo bajo la premisa de que “tenemos poco material”, eso lo sabe hasta mi tía Dilia. Pero dentro de ese poco material, se pueden probar algunas variantes para mejorar las cosas; y suponíamos que para eso eran estos “partiditos” contra Cuba, Nicaragua, y Guatemala. De verdad que ya raya en lo absurdo e incongruente la necedad del colombiano (a quien se le ha blindado contra las criticas como a ningún otro entrenador en la historia) en muchas de sus decisiones.   Pienso que por lo menos se tuvieron que haber quemado los últimos cartuchos valorando elementos que: o pasan por un mejor momento, o  tienen mayor jerarquía. Tipos como Mayorquín, Berríos, Benavidez, Chino Lopez, Salas, Rambo León, y Wilson Palacios, tuvieron que haber estado en estas convocatorias para a lo menos evaluar su desempeño.
¿Quién es mejor profe, Jhow Benavidez o Jorge Claros? ¿El chino López o Carlos Will? ¿Oscar Salas o Erick Andino? ¿Rambo de León o Mario Martínez? Pinto se complica porque quiere.  Entiendo que algunos de ellos no tienen experiencia, pero no es en el azteca contra México que pedíamos se les diera un chance; es contra GUATEMALA profesor, ¡en un AMISTOSO! Y ojo, no digo que estos jugadores sean necesariamente una solución; pero ante el hasta hoy fracaso rotundo del equipo, Honduras estaba en la OBLIGACIÓN de buscar otras alternativas, y no lo hizo. Perder esta guerra sería de por sí muy doloroso. Pero aún más doloroso, si caemos dejando fuera a nuestros mejores soldados por la terquedad de su comandante.  Que Dios nos ampare en marzo, porque con estas convocatorias… ¡de verdad que lo vamos a necesitar!

Etiquetas

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 6 =

Boqueador de Anuncios Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.